El marcado CE de puertas obliga desde 2005 a cumplir una serie de requisitos relacionados con la resistencia, maniobrabilidad y, especialmente, con la seguridad para los usuarios de las puertas.

Esta norma afecta a todo tipo de puertas, tanto manuales como automáticas, usadas para el paso de personas y vehículos en entorno comercial, residencial o industrial.
Quedan excluídas del cumplimiento de esta norma, las puertas manuales de paso peatonal de apertura horizontal cuya superficie sea inferior a 6,25 metros cuadros y también las motorizadas de apertura horizontal con una anchura inferior a 2,50 metros que se regirán por otra norma.

¿Qué debe tener una puerta para cumplir con la normativa vigente?

1- Declaración de conformidad CE emitida por una empresa debidamente acreditada.

2- Manual de instrucciones debidamente detallado, con especial atención a los posibles riesgos para las personas en el uso de la puerta.

3- Libro de mantenimiento en el que deben anotarse las intervenciones de mantenimiento y reparaciones que se realizan.

4- Placa indentificativa de la puerta.